0
0
0
s2smodern

5. Visualiza que tendrás que hacer sacrificios

El-talento-solo-es-una-parte-del-exito-el-resto-solo-es-trabajo-y-sacrificio

La cocina y la dedicación a la misma son un largo, complicado y cansador camino. Si estas acostumbrado a trabajar ocho horas diarias de lunes a viernes teniendo fines de semana libres, tiempo para carretear y vagar, a pasar las festividades con tus seres queridos y a descansar todos los malditos feriados. Espero que tengas ganas de dejar todos esos beneficios ya que la cocina va a demandar una disposición tuya para trabajar horas extras o turnos completos, dejar compromisos con familiares y novio(a) o amantes, arriesgar perder el partido de futbol para hacer ese almuerzo para 200 personas, para luego prepararte en cocinar la cena para los clientes de navidad y el desayuno de año nuevo. Todo eso con cuatro míseras horas de sueño diarias que deberás acostumbrar.

No digo que así será siempre, pero tendrás que asumirlo. Depende de ti el administrar tu responsabilidad con tu trabajo y tu entorno de amistades. Pero piensa que deberás dejar aquellas actividades que mucho gustabas en realizar antes de haber elegido entrar al mundo de la cocina.

6. No mientas

no mentir

Las mentiras siempre se saben dicen, y nuestro rubro no está ajeno a ellas. Todos los días es un malabar de interacciones sociales entre compañeros, jefes y familiares que fáciles son de sacar con una mentira "blanca". Pero el exceso de ellas comienza a acarrear desconfianza, y eso bien lo saben los Chefs porque estuvieron años en tu puesto y saben cómo son las cosas al interior mientras él no está. Si te descubren, no mientas! No le eches la culpa al otro y evita dar excusas, mejor no las des ya que lo estas empeorando!

Si faltas un día al trabajo se sincero por tu falta, evita dar licencias falsas o llamados informando que te duele el estomago o que simplemente te sientes mal, aunque no lo creas, tu superior sabe que estás mintiendo pero no te lo dirá porque poco profesional es, y en juego esta su puesto el acusarte de inventar excusas.

Siempre piensa dos veces las situaciones antes de decir algo del que no te sientas bien, si se te olvido hacer el pedido de carnes, limpiar tu cuarto, cerrar la llave de gas, dejar cociendo los pollos o hacer ese acompañamiento para la cena de esta noche, mejor asume tu culpa.

7. Evita las excusas

excusas

Como antes lo mencionamos, las excusas solo empeoran tu persona y la situación. Si vas a llegar tarde no inventes que el metro se detuvo o que un accidente hubo en las calles. Si un problema tienes al interior de la cocina, evita decir los clásicos: "es que así me dijeron que lo hiciera", "nadie me dijo como hacerlo", "no tenía nada mejor con que hacerlo", "es que se acabaron las papas", "no encontré una olla mas chica" etc., etc.... eso solo lo empeoraran, y atrás tuyo el chef te azotará en la cabeza con una olla chica llena de papas...

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
0
0
0
s2smodern

Tambien te puede interesar